PSYCH-K®

PSYCH-K®

¿QUÉ ES?

Psych-k es un método que nos permite cambiar creencias subconscientes limitantes. Se trata de un método que fusiona la Kinesiología y la Psicología. Está basado en la teoría de que experimentamos en la vida lo que estamos programados para creer. Se trata de un método rápido y eficaz, que permite, en pocas sesiones, cambiar aquellas creencias que nos impiden vivir cómo deseamos.

¿QUÉ METAS PODEMOS TRABAJAR?

Todas aquellas metas que tienen detrás una base de creencias pueden ser modificadas.

Algunos ejemplos:

-Dejar de fumar -Hablar en público

-Aprobar un examen – Mejorar mi autoestima

-Ganar más dinero -Disfrutar en mi trabajo

-Fobias – Mejorar mi comunicación

-aprender idiomas -Tener pareja

-Vivir con más alegría -etc.

¿CÓMO SE FORMAN LAS CREENCIAS?

Cuando nacemos somos como un libro en blanco que empieza a llenarse de la información que adquirimos en el núcleo familiar, escolar y social. Esta información se convierte en un sistema de creencias acerca de cómo es el mundo y de como somos nosotr@s que nos permite adaptarnos y sobrevivir.

De los 0 a los 6/8 años, l@s niñ@s están principalmente en estado Delta y Theta de ondas cerebrales. Se trata de una especie de estado de trance donde toda la información que escuchan y ven la absorben sin cuestionamientos, ya que su mente racional (las ondas Alfa y Beta) no empieza a desarrollarse hasta después de los 6/8 años de edad. Es precisamente entre los 0 y los 6/8 años cuando nos socializan, es decir, cuando “nos educan” para comportarnos en sociedad.

Lo que ocurre es que este software infantil no conforma la realidad total, sino que nos da una visión parcelada del mundo y de nuestra identidad personal. Resulta que la mayoría de creencias que tenemos no son nuestras: son los programas que nos grabaron nuestros educadores en edad infantil cuando no teníamos todavía capacidad de razonar. Muchas de esas ideas fueron positivas. Aunque otras muchas fueron creencias limitantes, que, por antiguas o inciertas, limitan nuestras capacidades. 

El cerebro está configurado para confirmar nuestras creencias. El pensamiento es creador y, por tanto, lo que creemos acaba siendo nuestra realidad: lo que vemos, sentimos y experimentamos. Así, el ser humano crea tanto desde el consciente como desde el subconsciente.

De hecho, entre el 95 y el 98% de nuestras conductas y actitudes están dirigidas por nuestra mente subconsciente. Por eso, nos pasa a veces aunque deseemos y trabajemos para conseguir una meta y, por más voluntad que pongamos en su consecución, no la alcanzamos. Eso ocurre porque la gran mayoría de veces tenemos a nivel subconsciente una o varias creencias limitantes al respecto (del estilo: “yo no valgo para eso”, “no soy capaz”, “no merezco”, etc.).

Conocer cuales son las creencias subconscientes que nos están condicionando resulta fundamental para poder conseguir nuestras metas en la vida.

Y aquí es donde podemos hacer uso de las herramientas que nos facilita Psych-k: cambiar aquello que no nos deja desarrollarnos y crecer.

¿CÓMO FUNCIONA PSYCH-K? 

Psych-k es un método rápido y eficaz que opera al nivel subconsciente. Está basado en años de investigación de la división de los hemisferios cerebrales y proporciona varias maneras para lograr un estado de “cerebro-integrado”, que es el ideal para el aprendizaje y el cambio de creencias subconscientes. Cuando ambos hemisferios del cerebro están en comunicación simultánea (integrados), podemos acceder a la información que hay en ambos, de forma que maximizamos nuestro potencial para responder con todos nuestros recursos a las experiencias de la vida.

Se trata de un método que te devuelve tu poder personal: es una herramienta con la que cambias las creencias que tienes en el subconsciente, de forma que creas el potencial para poder después elegir como actuar para obtener los resultados que deseas.

Sería un circuito así: creencias → potencial → acciones → resultado → creencias.

Una sesión de Psych-k es muy sencilla, porque incluye más “hacer” que “hablar”. Partiendo de lo que queremos, reflexionamos sobre cómo nos gustaría que fueran las cosas en relación con la meta a conseguir. En este proceso, fijamos las creencias potenciadoras a “re-programar”. Y finalmente, realizamos un proceso que llamamos balance para “programar” las nuevas creencias.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: